¿Existe responsabilidad penal de los Notarios en el ejercicio de sus funciones?

 

Cuando una persona requiere del servicio de una Notaría se cuestiona, algunas veces, si los actos del Notario siempre están revestidos de honestidad, equidad, justicia, imparcialidad, objetividad y otros calificativos más de lo que se espera encontrar en él, ante la necesidad y obligatoriedad que requieren ciertos actos y contratos que se someten a su juicio; siendo evidente que esto se convierte en cimiento para el principio de la responsabilidad notarial.

La figura del Notario en Colombia ha tomado gran importancia, pues por la congestión en los despachos judiciales, la demora en la realización de ciertas diligencias jurídicas y para hacer más ágil algunos trámites, se estableció que era urgente la ayuda para la justicia privada donde las Cámaras de Comercio, las Notarías y los Centros de Conciliación se constituyeron en un recurso eficaz como, por ej., para constituir sociedades comerciales de forma más expedita, lograr conciliaciones extra proceso en aras del principio de economía procesa; realizar matrimonios civiles, reconocer uniones maritales de hecho, disolver sociedades conyugales de mutuo acuerdo entre las partes y divorcios por muto consentimiento, entre otros.

Lo anterior otorgó a estas entidades una mayor importancia a los poderes que se les transfirieron; por lo cual, a mayor importancia de las facultades conferidas mayor exigencia en el régimen de responsabilidad como garantía de una actuación jurídica adecuada.

La ley ha catalogado los tipos de responsabilidad en las que puede incurrir un Notario:

– Responsabilidad Penal

– Responsabilidad Civil (contractual o extracontractual).

– Responsabilidad Administrativa

– Responsabilidad Fiscal

– Responsabilidad Disciplinaria (moral y gremial).

– Responsabilidad social del Notario.

Iniciaremos con la Responsabilidad Penal y en siguientes artículos iremos describiendo cada tipo de responsabilidad imputable a los Notarios en el ejercicio de sus funciones.

La responsabilidad penal del Notario tiene sus restricciones. Como se mencionó anteriormente, para que se configure la responsabilidad penal debe haber dolo, lo que significa que, si el notario es inducido a error por parte de terceros, no incurre en responsabilidad. Como en el evento en que el Notario, deba dar fe del conocimiento de una persona, cuando en realidad no es lo que él cree. Sin embargo, aunque no haya dolo por parte del Notario, no se puede evadir la responsabilidad civil.

También es conveniente agregar que al Notario cuenta con unos artilugios legales que le permiten salvar su responsabilidad al usar ciertas frases como “que dice ser”, “que manifiestan”, etc., evitando responder por la veracidad de las declaraciones que le hagan o que digan que ante su presencia han realizado un acto o contrato y que él, a pesar de la verificación que hace de los documentos de identificación, estipula en la escritura como ciertos, dando fe de que estas personas realizaron tales afirmaciones, exonerándolo de ser responsable por la veracidad o falsedad de éstas, ya que no las está dando como ciertas.

Caso diferente cuando el Notario da por verdadero un hecho que en realidad no le consta, como cuando dice “con vista en el Registro…” sin haber constatado el mismo, o como cuando autentica una firma que no ha visto reproducir en el documento. Acá, si se configura su responsabilidad, ya sea bien por dolo o por negligencia en el ejercicio de sus funciones.

 

Si requiere de trámites notariales (Sucesiones, divorcio, liquidación de sociedad conyugal, constitución y cancelación de usufructo, constitución y cancelación de Patrimonio familiar, afectación a vivienda familiar, entre otros), trámites de pensión, reliquidaciones, etc., procesos de familia y ejecutivos, puede comunicarse al número  3014056112  -3002134589, María Cristina Molina Romero, abogada egresada de la Universidad de La Sabana, sujeta a las tarifas del Colegio Nacional de Abogados.  Correo electrónico: macrismoro@hotmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *